¿Quieres medir tu desempeño con los IDIOMAS en 3 pasos y descubrir cómo influyen en la EVOLUCIÓN de tu CARRERA profesional?


Consíguelo con esta Evaluación Gratuita.
¡No es una prueba de nivel!

¿Es posible aprender nuevo vocabulario DURMIENDO

¿Es posible aprender nuevo vocabulario DURMIENDO?

En el artículo de hoy traemos un tema que atrae muchas visitas a este blog: aprender mientras dormimos y/o con hipnosis. Hace ya un tiempo hicimos una entrevista al respecto. Y hoy compartimos un estudio alemán relacionado. ¿Será capaz de responder a la pregunta de si es posible aprender nuevo vocabulario durmiendo?

¡Veamos!

El estudio “Implicit Vocabulary Learning during Sleep Is Bound to Slow-Wave Peaks” realizado por Marc Alain Züst, Simon Ruch, Roland Wiest y Katharina Henk, de la Universidad de Berna (Suiza), aborda la fascinante posibilidad de aprender vocabulario durante el sueño. Tradicionalmente, se ha considerado que el aprendizaje durante el sueño es imposible debido a la falta de conciencia consciente y al ambiente neuroquímico que se cree necesario para aprender. Sin embargo, este estudio explora una nueva perspectiva.

La investigación plantea la hipótesis de que los picos de ondas lentas en el cerebro podrían ser propicios para el aprendizaje verbal durante el sueño, ya que estos picos definen períodos de excitabilidad neural. Para poner a prueba esta hipótesis, se realizaron experimentos con adultos jóvenes de habla alemana mientras dormían la siesta. Durante el sueño de ondas lentas, se reprodujeron una serie de pares de palabras que incluían pseudopalabras y palabras reales en alemán. Cuando la presentación de la segunda palabra de un par coincidía con un pico de ondas lentas en curso, aumentaban las posibilidades de que se formara y retuviera una nueva asociación semántica entre el par.

Estas asociaciones formadas durante el sueño se tradujeron en asociaciones conscientes mientras estaban despiertos, lo que se evidenció en pruebas de memoria implícita. Además, las reactivaciones de estas asociaciones durante el sueño se reflejaron en aumentos de la activación cerebral medida con resonancia magnética funcional en áreas corticales del lenguaje y el hipocampo, una estructura cerebral crucial para la unión relacional.

Por lo que vemos, este estudio sugiere que el aprendizaje implícito de vocabulario durante el sueño está relacionado con los picos de ondas lentas y que implica la activación de una red hipocampal-neocortical comparable al aprendizaje de vocabulario en estado de vigilia. Estos hallazgos desafían las concepciones previas sobre la naturaleza del aprendizaje durante el sueño y abren nuevas vías de investigación en este campo.

El estudio demuestra, así pues, que el cerebro es capaz de procesar y retener información verbal durante el sueño, lo que sugiere un papel importante de los procesos cerebrales durante el descanso en el aprendizaje y la consolidación de la memoria.

Sigamos disfrutando de este estudio tan interesante…

Principales hallazgos sobre aprender vocabulario mientras duermes

Exploremos ahora los hallazgos clave de este estudio fascinante que examinó la capacidad del cerebro para codificar información durante el sueño de ondas lentas. Estos resultados desafían nuestras concepciones tradicionales sobre el proceso de aprendizaje durante el sueño y ofrecen nuevas perspectivas sobre cómo se forman las asociaciones verbales mientras dormimos.

A continuación, presentamos los principales hallazgos del estudio:

  1. Codificación durante el sueño de ondas lentas: el estudio sugiere que la codificación verbal puede ocurrir durante el sueño de ondas lentas, especialmente cuando la presentación de palabras coincide con picos de actividad neural.
  2. Asociaciones semánticas y el hipocampo: la activación del hipocampo durante la recuperación sugiere que durante el sueño se establecen asociaciones semánticas entre las palabras, desafiando la noción tradicional de que la memoria relacional asistida por el hipocampo solo ocurre durante la vigilia.
  3. Inversa relación con actividad theta: se observó una relación inversa entre la actividad theta y la precisión en la unión relacional durante el sueño de ondas lentas, lo que sugiere que los períodos de baja actividad theta podrían proporcionar oportunidades para la codificación de nueva información.
  4. Interferencia entre codificación y consolidación: el estudio plantea la posibilidad de que la codificación y la consolidación durante el sueño puedan interferir entre sí, ya que ambos procesos se benefician de la plasticidad neural proporcionada por los picos de actividad de las ondas lentas.

En palabras que podamos entender más fácilmente, estos resultados serían:

  1. Aprender palabras mientras duermes:

Durante el sueño profundo, el cerebro puede aprender nuevas palabras si se presentan en momentos específicos.

  1. Relacionar palabras como un juego de conectar puntos:

El cerebro parece unir las palabras con significados similares durante el sueño, como si estuviera jugando a conectar puntos.

  1. Momentos tranquilos para aprender:

Cuando el cerebro está menos activo, como durante ciertos momentos del sueño, es más fácil para él aprender nuevas cosas.

  1. A veces el aprendizaje y el recuerdo chocan:

Aunque el sueño es bueno para aprender, a veces puede interferir con la forma en que recordamos las cosas que ya sabemos. Es como si nuestro cerebro estuviera demasiado ocupado aprendiendo nuevas cosas para recordar las viejas.

Conclusión del estudio

Nos vamos a permitir recoger y explicar las principales ideas de este estudio como si fuera para niños y niñas.

¡Es mucho  más divertido!

Y fácil de entender…

Imagina que tu cerebro es como una computadora que trabaja incluso mientras duermes. En este estudio, unos científicos quisieron entender cómo funciona esta “computadora cerebral” cuando estamos en un sueño profundo. Descubrieron que durante ciertas partes de este sueño profundo, nuestro cerebro puede aprender nuevas palabras si escucha sonidos específicos en esos momentos especiales.

Para explicarlo más fácil, piensa en tu cerebro como un detective tratando de resolver un misterio. Cuando escucha las palabras mientras duerme, se activa como un superdetective y trata de conectar esas palabras con otras que ya conoce. Esto es como unir los puntos en un dibujo para ver la imagen completa.

Lo más interesante es que descubrieron que cuando nuestro cerebro está conectando estas palabras durante el sueño, una parte llamada “hipocampo” también se activa. Este hipocampo ayuda a recordar cosas importantes y parece que también nos ayuda a aprender nuevas palabras mientras dormimos.

Pero aquí viene algo aún más curioso: encontraron que cuando nuestro cerebro está menos activo, es más fácil para él aprender cosas nuevas. Es como si estuviera más abierto a recibir nueva información. Por otro lado, cuando está muy activo, puede ser difícil para él aprender cosas nuevas.

Nos plantea también que nuestro cerebro es como un súper aprendiz incluso mientras dormimos, pero también sugiere que a veces puede ser un poco difícil recordar lo que ya sabemos cuando estamos aprendiendo cosas nuevas durante el sueño.

En resumen, este estudio es como una ventana que nos muestra cómo nuestro cerebro trabaja incluso cuando estamos profundamente dormidos. Nos da pistas sobre cómo podemos aprender incluso mientras descansamos, ¡y eso es realmente emocionante!

¿Cómo lo aplicas a tu aprendizaje de idiomas?

Si bien el estudio sugiere posibilidades interesantes, actualmente no hay recomendaciones prácticas específicas basadas en este hallazgo para mejorar el aprendizaje de idiomas. Las implicaciones prácticas directas para el aprendizaje de idiomas son limitadas debido a varios factores, incluida la complejidad del proceso y las limitaciones en la aplicación en entornos de aprendizaje natural. Además, se necesita más investigación para comprender completamente cómo se puede aplicar este hallazgo de manera efectiva en el aprendizaje de idiomas.

Por lo tanto, en la práctica, es mejor confiar en métodos de aprendizaje establecidos y respaldados por la investigación, como el estudio activo, la práctica regular y la inmersión en el idioma.

Aquí va un ejemplo de estudio activo para aprender vocabulario:

Técnica de Repetición Espaciada (Spaced Repetition):

Esta técnica implica revisar el material de estudio en intervalos regulares y crecientes en el tiempo. Puedes utilizar tarjetas de vocabulario o aplicaciones especializadas para implementar esta técnica. Por ejemplo, podrías:

  1. Crear tarjetas de vocabulario: escribe una palabra en el idioma que estás aprendiendo en un lado de la tarjeta y su traducción en tu idioma nativo en el otro lado. Asociarla también a experiencias, emociones, colores, música…lo que active tu memoria.
  2. Establecer intervalos de estudio: al principio, revisa las tarjetas con más frecuencia, digamos cada día. A medida que te familiarices más con las palabras, espacia las revisiones cada vez más, por ejemplo, después de dos días, luego una semana, y así sucesivamente.
  3. Utilizar aplicaciones de repetición espaciada: hay varias aplicaciones diseñadas específicamente para ayudarte a aprender vocabulario de esta manera. Algunas de las más populares son Anki, Quizlet y Memrise. Estas aplicaciones ajustarán automáticamente los intervalos de estudio basándose en tu nivel de dominio de las palabras.
  4. Ser constante y perserverante: la clave del éxito con esta técnica es ser constante y estudiar de manera regular. Dedica un poco de tiempo cada día para revisar tus tarjetas de vocabulario y verás cómo tu capacidad de retener palabras aumenta con el tiempo.

Esta técnica activa de estudio te ayudará a retener el vocabulario de manera más efectiva y a optimizar tu tiempo de estudio.

Aprender un idioma de forma global

Aprender un idioma es un proceso complejo que involucra múltiples habilidades, y si bien el vocabulario es una parte importante, no es la única. De hecho, centrarse exclusivamente en el vocabulario puede limitar tu capacidad para comprender y producir frases completas y contextos variados.

Por lo tanto, actúa en global cuando aprendes un idioma, teniendo en cuenta:

  1. Gramática: comprender la estructura gramatical de un idioma es crucial para formar oraciones correctamente y expresarse con claridad. Aprender la gramática te permite entender cómo funcionan las palabras en conjunto y te da las herramientas para construir tus propias frases. Pero no bases tu estudio sólo en gramática. Aprende patrones, simplifica y, sobre todo, ¡practica en entornos lo más reales posibles!
  2. Comprensión auditiva: entender el idioma cuando se habla rápidamente es un desafío para muchas personas. Practicar la comprensión auditiva te ayuda a acostumbrarte a los diferentes acentos, entonaciones y velocidades del habla, lo que mejora tu capacidad para comunicarte de manera efectiva en situaciones de la vida real.
  3. Expresión oral: hablar el idioma de manera fluida y natural es uno de los objetivos principales al aprender un idioma. Practicar la expresión oral te permite mejorar tu pronunciación, fluidez y confianza al comunicarte con otros hablantes.
  4. Comprensión escrita: ser capaz de leer y comprender textos en el idioma objetivo amplía tus habilidades lingüísticas y te expone a una variedad de vocabulario y estructuras gramaticales en contexto.
  5. Interacción social: interactuar con hablantes nativos y sumergirse en la cultura del idioma que estás aprendiendo es una parte invaluable del proceso de aprendizaje. Esto te brinda la oportunidad de practicar tus habilidades lingüísticas en situaciones reales y aprender de manera auténtica.
  6. Mentalidad y filtro afectivo: la mentalidad y el filtro afectivo juegan un papel crucial en el proceso de aprendizaje de un idioma. Mantener una mentalidad positiva y abierta te ayuda a superar los desafíos y los momentos de frustración que puedas encontrar durante tu aprendizaje. Es importante recordar que cometer errores es parte natural del proceso y que cada error es una oportunidad para aprender y mejorar. Además, mantener una actitud curiosa y motivada te ayuda a mantener el impulso y la dedicación a lo largo del tiempo. El filtro afectivo se refiere a las emociones y actitudes que afectan tu disposición para aprender. Si sientes estrés, ansiedad o inseguridad al aprender un idioma, esto puede obstaculizar tu progreso y dificultar tu capacidad para absorber nueva información. Por lo tanto, es importante cultivar un ambiente de aprendizaje positivo y relajado, donde te sientas bien experimentando y cometiendo errores sin miedo al juicio o la crítica. Esto te permitirá aprovechar al máximo tus conocimientos, tu dedicación y maximizar tu potencial de aprendizaje.

Como ves y seguro que ya sabes, aprender un idioma va más allá de simplemente memorizar vocabulario. Si bien el vocabulario es fundamental, es igualmente importante desarrollar habilidades lingüísticas integrales que aborden la gramática, la comprensión auditiva, la expresión oral, la comprensión escrita y la interacción social. Un enfoque equilibrado que incluya todas estas áreas te permitirá no solo adquirir conocimientos lingüísticos sólidos, sino también comunicarte de manera efectiva y fluida en el idioma deseado.

Recuerda también mantener una mentalidad positiva y abierta, y cultivar un ambiente de aprendizaje propicio para maximizar tu progreso y disfrutar del viaje de aprendizaje del idioma.

¿Qué te ha parecido este nuevo artículo?

¡Comparte tu opinión en los comentarios!

¡Felices idiomas!

Imagen cortesía de Canva

¿Quieres medir el impacto que tiene tu desempeño con los idiomas en tu carrera profesional?


¿Te impulsan o te frenan?
Descárgate GRATIS este Ebook y EVALÚA TU DESEMPEÑO CON LOS IDIOMAS en 3 PASOS.

No. No es una prueba de nivel. Es una nueva oportunidad para medir cuánto aprovechas tus conocimientos y CONSEGUIR TUS METAS PROFESIONALES de una vez por todas.

LLÉVATE AHORA ESTE EBOOK GRATIS A TU BANDEJA DE ENTRADA

¿Qué opción se ajusta más a tu situación actual?

PRINCIPIANTE: Voy a empezar a aprender un idioma para desarrollarme profesionalmente..
EXPERIMENTADO: Tengo conocimientos del idioma, pero no los estoy aprovechando y esto me limita en mi carrera profesional.
PROFESIONAL: Me dedico a la enseñanza de idiomas y me interesa conocer tu trabajo.

Responsable: Paloma María García Pérez con NIF 46776345A.
Finalidad: envío de mis publicaciones y correos comerciales.
Legitimación: tu consentimiento expreso.
Destinatarios: tus datos se alojan en mi plataforma de email marketing Active Campaign cuyo titular es ActiveCampaign, LLC ubicada en Irlanda y acogida al Privacy Shield.
Derechos: de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en info@palomagarciacoach.com. No dudes en consultar mi política de privacidad  para más información.

Paloma Coach de idiomas

Soy Paloma García, coach de idiomas. Ayudo a profesionales como tú a alcanzar sus metas personales y profesionales a muy corto plazo, gracias a dar los pasos necesarios con los idiomas de une vez por todas.

Me considero una eterna aprendiz. Vivo con auténtica pasión todo lo que estoy descubriendo gracias al coaching, el emprendimiento y el mundo online.

Si quieres saber el impacto que tienen los idiomas en tu carrera profesional, te regalo mi Ebook Gratuito “Evalúa tu desempeño con los idiomas en 3 pasos”.

No es una prueba de nivel ni consejos para aprender idiomas. Es una nueva oportunidad para medir cuánto aprovechas lo que ya sabes y CONSEGUIR TUS METAS PROFESIONALES.

¿TE HA GUSTADO? ¡COMPARTE!

Deja un comentario